Caladas





















Tenemos muchas máscaras en la casa.
Unas son peruanas, con bigotes tejidos
otras enmarcan tus ojos con brillantina morada
y mi favorita te convierte en un gato blanco.
que se escabulle como el humo
en una ventana entrecerrada. 

Solo fumas cuando sales con tus amigas
y comparten el cigarro
pasándolo en una larga charla
besándolo, las tres
chupándose el alma
juntas, quién no quisiera ser filtro
o nicotina.
 
Le doy unas caladas
Hace mucho que no sentía
Ese ardor en los ojos 
Esas cosquillas en el pecho.
Hace mucho que no te sentía así.
Que no olía tu sudor
Platicándome tu silencio

Y le agradezco a la vida por haberme dado tantas máscaras.

Entradas populares