Escritores estúpidos. 3/6

Yo sé de antemano que las personas que menos quisieran conocerme son aquellas que admiro. Simplemente lo sé porque es por ello mismo donde recae mi admiración, dentro de su misantropía, su arrogancia. Hace poco fue la FIL (Feria Internacional del Libro) que se celebra cada año en Guadalajara. El primer día, antes que cualquier cosa, anoté las fechas de cuando se presentaban los escritores a los que quería ver. Mientras pasaba cada día anotado me decía a mi mismo ¿bueno, y para qué? ¿Para qué querría conocerlos? Uno debe de estar consciente de que admira al arte, no al artista. Yo he aprendido mucho de sus textos, de cada uno de sus libros he llegado a tener catarsis que de otro modo no hubiera tenido, pero eso no los hace mejores o peores personas, simplemente los hace buenos escritores. Ser buen escritor y ser buena persona son identidades que se encuentran totalmente contrariadas.

Entradas populares