(Diez)Acomódame dentro de un cenicero.

No sé porque pero la droga concreta mucho más las amistades, vuelve mucho más corto el plazo de conocer a alguien. Muy diferente a pertenecer a un club o tener gustos similares, La droga unifica a la gente de manera desconcertante. Nunca había conocido a más gente que cuando empecé a fumar marihuana. Llegas a tal punto de pensar que si los demás no se drogan es sinónimo de que no podrás tener más que un conocimiento superficial de esa persona. Claro esto es un grave caso cuando se trata de mujeres. Mi amigo sale victorioso del cuarto y la chica queda derrotada, acostada en la cama. Se acerca a mí caminando como la realeza y pasa sus dedos enfrente de mi nariz. El olor de vagina en los dedos es un código de los hombres para los hombres. Significa RESPETO.
Crudos, tomando vodka camino a la escuela, sólo la gente pendeja va a la escuela es una frase que se enganchó en mí desde hace mucho tiempo. Está tan llena de verdad que de ser nota pública podría desbaratar toda una institución. Yo me encuentro a favor de la educación pero no por ello a favor de la escuela. Me encuentro de repente con la peor memoria en mi vida
no sé a quien culpar, si a mí o a la marihuana
o a los dos
no me gusta que mi cabeza ande valiendo verga por el uso de una droga, no se me hace muy justo.
Pero por otro lado, y como varias veces lo he dicho, mi imaginación es muy corta
y no puedo pensar lo espeluznante y macabro que ha de ser vivir sin un vicio
sin un justificante palpable en tus sentidos.
Prefiero correr el riesgo de desaparecerme en el mundo de la mota
a tener una familia, un trabajo en una oficina, un automóvil que pague a plazos.
Casa al lado de la de mi suegra, visitar a mi madre los domingos, ser FELIZ.
Prefiero ser pacheco a ser FELIZ.
Pienso para mi interior lo poco que me exijo escribir y como es que lo intercambio por muchas otras cosas. Siempre dejándolo para el último olvido mis principales ideas y sólo a veces con mucha suerte regresan cuando ya no parecen ser tan buenas. Dejar de escribir me hace sentir mal conmigo mismo, porque ante los ojos de los demás y también por los míos es la única justificación que tengo de existencia.

Entradas populares