Tengo algunos pensamientos...

Tengo algunos pensamientos alrevesados que contrastan con los de la sociedad. Por ejemplo, el concepto de vida y muerte. ¿Qué podría ser más deplorable que nacer? ¿Qué podría ser más exquisito que morir? Yo no sé cómo la gente celebra baby showers, nacimientos, bautizos y en general todas esas cuestiones. Traer una nueva criatura a la vida debe de ser un acto de desesperación y debería de ser tratado de esa misma forma. El que nazca alguien en este mundo con millones y millones de personas no es para nada algo grato, al contrario, es otra mano que te arrancará un pedazo de tu hogaza de pan por el resto de tus días. El que nazca alguien es triste y deplorable, accidental. Calumnioso, un sinfín de problemas y perjudicaciones. Por el otro lado, cuando alguien muere siempre le deseo suerte y lo envidio. Morir y desaparecer de esta gente y de estas ciudades y de estas economías y de estas deudas y de estos sueños y de estas pesadillas. Me asombra. Me parece infinitamente más maravilloso alguien que logre escapársele a las garras de la vida y se postre cómodamente en el regazo de la muerte. La vida es una tristeza y la muerte es una alegría, así es como la gente debería de ver las cosas, pero no lo hacen, simple y sencillamente no lo hacen, ¿por qué un Dios todopoderoso me rodearía de gente tan estúpida?

Entradas populares