¿Qué hay de mañana?

No sé cuando te vayas
quien me hará de desayunar huevos
con tocino
porque tú sabes que yo siempre
me quemo con el aceite
que salpica mi sartén.
No sé quién me servirá el chocomilk, cuando yo lo hago
se asienta en el fondo del vaso.
Y no es que alguna vez me hayas
preparado el desayuno, pero pudo haber pasado,
(ninguno de los dos desechábamos la idea) el problema
es que nunca me veo tan hambriento
como lo que de verdad estoy.

Entradas populares